Las cookies nos ayudan a proporcionar una mejor experiencia de usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies.

Hotel Estación Paraiso de Dantas
San Rafael

Desde $ 25.000 / noche
Parqueadero Grátis Internet Se Permiten Mascotas WiFi Restaurante

Estación paraíso de dantas, surgió directamente por las personas que visitaban la zona del Río Bizcocho al frente de nuestra finca, antes de ser negocio llevaba el nombre “Paraíso” porque así se expresaban externos de nuestro lugar; en el año 2003 la idea de dar algo novedoso a nuestros visitantes tomo fuerza, y así abrimos al público nuestra heladería; característica por sus frutas y sabores. Ahí pensamos ¿qué nombre le ponemos?, algo teníamos claro; no queríamos perder la identidad y en vista de que la gente paraba en este lugar en busca de consumir productos, Decidimos que lo mejor sería llamarlo “Estación paraíso”. Pero al buscar la formalización esta ya existía en la ciudad de Armenia; entonces le pusimos un adicional, Estación Paraíso de Dantas. Así empezó este rincón en el municipio de San Rafael como un maravilloso lugar de escape ecológico donde la desconexión con lo habitual nace y queda en la memoria.

Los sueños se volvieron más grandes, con el tiempo vimos la necesidad de hacer un hospedaje con una arquitectura en bioconstrucción y habitaciones amobladas en guadua, elementos que se comunicaran coherentemente con el medio ambiente. Esta tiene disponibilidad para 6 personas.

Ha sido una experiencia nueva para nosotros; conocer a nuestros visitantes a tal punto de saber que son parejas solas o acompañados por sus hijos, que buscan experiencias diferentes a la oferta de la ciudad; y es por esto que nosotros trabajamos en brindar y cuidar una oferta que compone; Naturaleza, amabilidad, comodidad además de una gastronomía deliciosa que generalmente sale de nuestra huerta, granja o de productores locales que consumismo con orgullo; así entregamos experiencia completa para todos nuestros visitantes.

Déjanos saber lo que piensas

* Campos requeridos